Entrevista Jan Solans: «Que con solo 18 años ya confíen en mí, es el mayor regalo»

Home / Noticias / Entrevista Jan Solans: «Que con solo 18 años ya confíen en mí, es el mayor regalo»
El piloto catalán debutó en Sierra Morena con el Evo X Gr.N del equipo Mitsubishi-Repsol

Aunque aún no esté demostrado, la pasión va en los genes y un ejemplo claro es la familia Solans. Siguiendo los pasos de su padre y su hermano, Jan comienza su carrera deportiva en el asfalto español con una oportunidad casi única. La joven promesa de la familia Solans ha arrancado su temporada 2016 como piloto oficial del equipo Mitsubishi-Repsol junto a Cristian García, líder actual del Campeonato, y Alberto Monarri. El objetivo está claro: “ganar el título del Grupo N”.

Sin embargo, su pasión y sus ganas de aprender rápido también le llevan a mirar más allá de las fronteras españolas y se plantea correr alguna cita de la 208 Rally Cup, donde está su hermano Nil. Y es que este joven piloto tiene claro que su prioridad es formarse y qué mejor sitio que “la escuela de los rallys”. Llegar al nivel de su hermano algún día para poder competir de tú a tú en los tramos es un sueño, que “dentro de unos años”, Jan podría ver cumplido.

– Por fin hemos podido ver al equipo Mitsubishi-Repsol al completo. ¿Qué tal fue el debut en Sierra Morena?

Estoy muy contento de estar con Mitsubishi Repsol y Roberto Méndez. Me han dado una oportunidad increíble que pocas veces se ha dado en España y que con solo 18 años ya confíen en mí es el mayor regalo que me han podido dar. Y bueno, como era el primer rally la idea estaba clara. El objetivo era terminar para poder sumar los máximos kilómetros posibles. Esto es muy importante, sobre todo cuando empiezas, porque lo primero que hay que hacer es aprender y para ello es fundamental no salirse para poder seguir sumando kilómetros. Cumplimos el objetivo, llegamos a la meta del rally y fuimos aprendiendo cada vez más tramo a tramo. Disfrutamos un montón y tenemos ganas de ir ya a la siguiente cita.

– Hemos visto que en Córdoba te tienen mucho cariño. ¿Crees que tiene que ver con el recuerdo que dejó Nil?

Mi hermano el año pasado ya creó mucha afición por Córdoba y es un sitio muy bonito. En parte, vine por mi hermano, es un gran piloto y tengo la oportunidad de tenerle ahí y que me ayude en todo. Este es un mundo muy complicado y si vienes solo, hay mucho que aprender por lo que tener a alguien que ya ha pasado por todo esto y te ayude a entender cómo van las cosas, es un punto a favor.

– ¿Qué sensaciones te deja el Evo X tras este primer rally?

Es un coche muy diferente a lo que había llevado hasta ahora, aunque sea poco. En Sierra Morena, empezamos a entender el coche que es complicado de llevar porque pesa mucho y no se parece en nada al R2. Es complicado entender las inercias del coche, no es fácil acostumbrarse, pero la verdad es que es un coche muy divertido, ha ido perfecto en este primer rally y estoy muy contento.

– ¿Qué meta te marcas para esta temporada?

No sé cómo está el campeonato del grupo N porque en las  dos primeras citas sí que había más gente, pero en Sierra Morena solo salió un Clío. Me gustaría que hubiera más pilotos para poder tener más referencias y tener algún rival con el que poder competir a lo largo del año, porque quiero ganar el Campeonato del Grupo N para Mitsubishi. Otro objetivo que me marco es progresar, que se vea claramente que he mejorado mis tiempos respecto a otros pilotos de aquí a final de temporada. En lo que se refiere a la Junior, me gustaría finalizar lo más arriba posible. Paniceres es un piloto muy rápido, lleva varios años corriendo y conoce los tramos, pero intentaremos en alguna prueba acercarnos a la victoria junior.

– Ahora que ya has probado las dos, ¿con qué te quedas: tierra o asfalto?

La verdad es que son dos superficies muy distintas y las he probado con coches diferentes. Sin embargo, creo que empiezo a sentirme más a gusto en tierra que en asfalto. Puede ser porque he corrido en kart cross y me gusta más deslizarme e ir más atacado. En Lorca, disfruté mucho, pero el asfalto es una superficie muy bonita que parece fácil aunque no lo es. Las dos me gustan, no hay ninguna a la que le haya cogido manía, pero creo que me inclino un poquito más por la tierra.

– ¿Te podremos ver en España con otro coche? ¿Y fuera?

Aquí en España solo debería correr con Mitsubishi. Es algo lógico porque soy piloto de la marca oficial, aunque es algo que tengo que hablar con el equipo porque aún no tengo muy claro cómo van a ir a las cosas. De todas formas, este año con correr ya las ocho pruebas del Nacional de Asfalto ya tengo mucho que aprender.

Fuera de España, me gustaría un montón participar en la 208 Rally Cup porque es la escuela de los rallys. Realmente es allí donde puedes coger más nivel porque hay muchos coches iguales, muchos pilotos que te dan muchas referencias para aprender y coger ritmo. Las que más me gustarían son las de tierra. Ya que aquí en España voy a hacer asfalto, pues al menos, de cara a un futuro, haber competido en tierra también. Si solo has probado el asfalto, cuando llegas a tierra lo tienes muy complicado para hacer resultados, es importante trabajarlo mucho.

– En la 208 Rally Cup está tu hermano, ¿eres consciente de que algún día seréis rivales?

La verdad es que me gustaría un montón, sería algo muy bonito. De todas formas, hay que ser consciente de que mi hermano lleva ya muchos años corriendo. Dos mundiales, tres nacionales… son muchos los kilómetros que me faltan para coger su ritmo. Tengo que trabajar muchísimo, aprender y poner total dedicación, pero sí, espero que dentro de unos años llegue a su nivel y que seamos rivales algún día.

– Parece evidente que tu padre ha sido todo un referente para vosotros…

La verdad es que todo esto viene gracias a él. Mi padre es el que nos ha inculcado su pasión, ya había ganado el Desafío Talbot aquí en España y la Copa Zanini. El ya demostró que era piloto y de ahí vienen los genes. Nos ha ayudado a hacer lo que más nos gusta y se lo agradecemos un montón porque el esfuerzo que hace para que nosotros podamos correr y disfrutar es brutal. Este es un mundo muy complicado, con pocas ayudas y mi hermano y yo no podemos estar más agradecidos de que nos dé esta oportunidad y creo que los dos la aprovecharemos al máximo.

Related Posts