Mauro Barreiro, el punto de equilibrio de Jan Solans

Home / Noticias / Mauro Barreiro, el punto de equilibrio de Jan Solans

Mauro Barreiro y Jan Solans

Hay gente que piensa que el único protagonista en los rallyes es el piloto, este pensamiento es entendible si tenemos en cuenta que en el resto de las grandes categorías del motor se tiende a ensalzar la figura de un único protagonista que va solo en el coche. Los rallyes son diferentes y contamos con una figura imprescindible a la hora de poner los coches sobre la carretera: los copilotos.

 

Una vez asumido que hay alguien en el asiento derecho del coche otro pensamiento que podemos tener es que simplemente cantan las notas, obviando la gran labor que realizan a la hora de dar confianza al piloto y llegar a ser incluso unos auténticos psicólogos dentro del coche, y este es uno de los puntos que diferencian a los buenos de los mejores.

 

En el panorama de los rallyes españoles el apellido Solans esta presente en todas las charlas sobre el futuro de nuestro deporte, y en el caso de Jan este año su nombre sonará con más fuerza que nunca al debutar en el mundial y completar así el programa del Rallye Team Spain junto a un Nil que repetirá con un Ford Fiesta R5 en el WRC2.

El nombre de Mauro Barreiro también sonará, y con fuerza, en el automovilismo mundial. La participación del gallego en el campeonato del mundo será una recompensa al trabajo, la perseverancia y el esfuerzo, pero también un reconocimiento por haber trasmitido la calma y confianza que un piloto de escasos 20 años de edad necesita. También será una oportunidad para asentarse en el panorama mundial de los rallyes y comenzar una andadura que quien sabe si puede acabar con la pareja sentada en un WRC.

La alianza Solans-Barreiro empezó a destacar en el año 2016 cuando consiguieron la victoria dentro del Grupo N del nacional de asfalto con el equipo Mitsubishi Repsol. Mauro fue valiente al unirse al proyecto de un debutante pero el talento de Jan siempre estuvo ahí y el gallego confió en el a la hora de dar el paso. Desde ese momento la implicación ha sido total e incluso el copiloto perfecciono su inglés para los proyectos internacionales, fue así como hace unos años nacía una alianza llamada al éxito.

Falta poco para verles debutar en el Junior WRC con el Fiesta preparado por M-Sport tras arrasar el año pasado en la Beca R2 de la RFEDA. 2019 será una temporada en la que demostrarán su talento y ambición con un debut en el mundial que será un gran paso en las carreras deportivas de ambos y que demostrará que con trabajo y ganas un joven gallego aficionado a los rallyes puede llegar a estar sentado en un coche del mundial.

Related Posts